Bangkok reconvierte aviones abandonados en restaurantes de lujo