Cientos de globos aerostáticos inundan de color el cielo de Estados Unidos