El concurso de perros surfistas de California vuelve a cautivar al público por una buena causa