Una empresa de Japón crea una mascarilla que traduce hasta ocho idiomas

mask