La empresa que mata moscas a cañonazos: pistolas de sal para acabar con los insectos