Gerd Reck, el coleccionista de 200.000 bolígrafos que es capaz de reconocerlos por su sonido 'click'