Una granja alemana permite abrazar ovejas para sobrellevar la distancia social de la era covid