Un jubilado gallego coloca un banco en la calle para que su mujer, enferma, descanse durante sus paseos

Un jubilado gallego coloca un banco en la calle para que su mujer, enferma, pueda descansar durante sus paseos