Marie, la alpaca coja, ya tiene su silla de ruedas adaptada