Muchi a la fuga, el perro que paralizó el tráfico en Lima para no dejarse atrapar