La Navidad diferente y un astronauta llegan al Belén del Vaticano para disgusto de muchos fieles