Una niña de 4 años pasa de recibir clases de piano por Zoom a tocar en el Carnegie Hall de Nueva York