Se llama Fu Bao y con tan sólo 6 meses ya es el oso panda más 'amoroso' del mundo