La portada de Kamala Harris en Vogue genera dudas sobre su tono de piel y su estilismo casual

La portada de Kamala Harris en Vogue genera dudas sobre el tono de piel y su estilismo casual