Con chepa, ojeras y dedos deformes: el posible aspecto de los adictos a los videojuegos en 20 años

Future gamer