Un pueblo alemán erige un 'espárrago' fálico para levantar el ánimo de sus habitantes