Cruzar 230 metros de cable a 73 metros de altura sobre el estadio de Nuremberg, un récord de vértigo