La respuesta de una niña de 8 años a un ejercicio ambiguo descoloca a su profesor: "¿Qué haríais?"

La respuesta de una niña de 8 años a un ejercicio ambiguo descoloca a su profesor: "¿Qué haríais?"