Un río de Gales se tiñe de blanco tras volcar un camión cisterna lleno de leche