La 'superabuela' rusa resiste a un robo y el atracador se disculpa regalándole una botella de güisqui