Un británico de 99 años recauda cinco millones de libras para el coronavirus dando vueltas a su jardín