"Hay que volver a lo que realmente nos hace humanos y aceptar que no se puede ir tan deprisa", Ismael Santos, ex jugador de baloncesto