Sarah, la 'instagrammer' sin manos ni pies y con mucho humor negro: "He tenido suerte"